PILAR. En Carabassa. Vecinos vuelven a la carga contra una antena de telefonía celular.

Posted on 13 noviembre, 2006

0


PILAR, Noviembre 13, (PUNTO CERO-Pilar de Todos) Juntan firmas para que se impida la instalación del artefacto. Aseguran que no tiene permiso del Concejo, ya que su emplazamiento original fue modificado. Temen que las ondas sean perjudiciales.

El tema ya generó un enorme revuelo en su momento y ahora parece reeditarse un nuevo capítulo: vecinos contra antenas de telefonía celular.

Esta vez, un grupo de frentistas de Carabassa junta firmas para evitar que un artefacto de la firma CTI se instale en el barrio ya que temen que las ondas que emite puedan ser perjudiciales para la salud.

En rigor, se trata de una de las 16 antenas que la empresa CTI trajo a Pilar hace dos años, pero que aún no se había instalado porque no hubo acuerdo con los propietarios del primer predio en donde se iba a erigir.

“En primer lugar iba a estar en el country Estancias del Pilar, pero ahí no los dejaron, después intentaron cerca de un colegio y también los corrieron. Finalmente se van a quedar en un predio que queda entre las calles Sor Teresa y Cabo de Hornos”, explicó uno de los frentistas que prefirió no ser identificado y añadió: “Pero sabemos que hay peligro con estas antenas por las ondas que emiten y cuando les nombramos a la empresa la palabra cáncer no saben qué decirnos”.

La Organización Mundial de la Salud estableció una serie de parámetros a respetar para evitar que las radiaciones de las microondas que emiten las antenas puedan perjudicar la salud, hasta tanto se compruebe si son dañinas. En la provincia de Buenos Aires, de hecho, una Resolución de la Secretaría de Política Ambiental pone límites a la instalación de este tipo de artefactos, aunque para aquellos equipos que emitan por sobre un rango de 300 mhz, aunque aún no hubo información oficial respecto a si las antenas de CTI están bajo ese límite.

“Fuimos a la Defensoría del Pueblo y nos dijeron que juntemos firmas, pero que no tenían ningún tipo de información. Sabemos que hay países en donde se prohibe y se alerta por estas cosas, por lo que en un día reuní 30 firmas”, añadió el vecino.

 

Autorización

Además de saber si la antena puede o no causar daño, los vecinos aseguran que no tendría autorización para instalarse en ese predio, ya que cuando el Concejo les otorgó el permiso fue sobre otro terreno y no el actual.

En ese sentido, desde la Defensoría del Pueblo analizan iniciar un pedido de informe al deliberativo para constatar si la empresa pidió el cambio de parcela, ya que debería ser nuevamente aprobada por el legislativo.

“Se trata de una de las 16 antenas de CTI y en su momento se permitió que lleguen a través de una excepción al código de zonificación. Por eso, si el lugar original fue cambiado como todo parece indicar, se debería solicitar una nueva autorización”, explicó Darío Dalinger, de la Defensoría.

Los vecinos, por lo pronto, continuarán recolectando firmas y aseguran que la firma ya selló un contrato con un vecino para comenzar a levantar la estructura en las próximas semanas.

“Sabemos que a un vecino le van a pagar 1200 pesos por mes para que ellos pongan ahí la antena, pero no queremos porque son perjudiciales y si es necesario me compro un bombo y me pongo a quemar gomas”, amenazó uno de los vecinos. (PUNTO CERO-Pilar de Todos)

Anuncios