OLAVARRIA. EL AÑO, LAS CANDIDATURAS, LA GESTIÓN Y LA OPOSICIÓN. Eseverri: “No me retiro porque al segundo de mi grupo le saco un abismo en las encuestas. Por Marcelo Oliván

Posted on 2 enero, 2007

0


OLAVARRIA, Enero 02, (PUNTO CERO-ABC Hoy) Antes del cierre del año Helios Eseverri habló, en exclusiva, de casi todo el 2006.

Los sugestivos silencios ante los nombres del PJ, la evacuación de nombres radicales, el interés en que Héctor Vitale sea diputado, el acercamiento con Omar Iturregui.

Pero también habló de las obras, de la oposición, de las flojeras del Gabinete y negó que debajo de él estén todos peleados. Además, trató cada contradicción de las que marcan su gestión.

Y de porqué sigue en carrera a pesar de la renovación que puja por entrar al escenario

Viernes a las 12:00, despacho, calor pesado, agobiante

A horas del final del 2006 y cuando Luis Gerez todavía no aparecía Helios Eseverri le dio a infoeme.com una entrevista abierta, donde dio algunas puntas del año que se viene y se enojó de a ratos, aunque cada vez se le nota más la pose antes que la ira real.

Evaluar el año, salir de los temas más remanidos y tratar de vislumbrar cómo encarará el 2007 electoral fue la consigna.

Algo, en parte, apareció en los 45 minutos de charla.

-¿Puede calificar la gestión y el año político?

-No quisiera hacerlo, pero sería muy alta…

-Pero mientras para ustedes es tan alta cuando a la gestión se la mira desde la oposición hay un listado enorme de críticas, al punto que se habla del “ fin de ciclo de Eseverri ”…

-Eso es cosa de ellos porque algo hay que decir. La realidad se da de narices con esas afirmaciones. Hay que hacer una análisis y sería bueno que se haga un análisis comparativo con lo que sucede con otros municipios.

Lo más distintivo es la concreción de la carrera de Medicina, un hito histórico para Olavarría, y que tiene que ver con el perfil de la ciudad.

Luego es el año que se incorpora la segunda resonancia nuclear magnética, uno de los dos equipos que existen en el país y el único que está en un Hospital público. Que además se incorpora y se paga al contado, sin uso de crédito. Es el año que se han hecho muchas adquisiciones en aparatología hospitalaria, el año en que se ha hecho un lavadero nuevo, a cero.

Que se hace una cantidad muy grande, no tenemos tabulada, de pavimento.

Que se realizan (entoscados de) caminos fundamentales, como el de la Piedra, el Frontera Sur. Hay que conocerlos: el Camino de la Feria, el Camino de las Canteras, el Camino De los Chilenos. Una tarea febril del Municipio, de gran eficiencia.

A grandes rasgos, pero es el año donde llevamos a 400 ó 450 vecinos a casas nuevas, y se han hecho obras de gas, de algunos de cloacas, de electrificación, de agua.

-Comparemos realidades, o los contrastes de los que le hablo. Ustedes hacen una inversión enorme en aparatología pero es el año de una de las más fuertes protestas de médicos y trabajadores del Hospital.

-No, no, el estado del Hospital es habitualmente de quejas. Y en tiempos de inflación es normal. Aparte es un sector del Hospital el que se queja. El Hospital tiene dos elementos centrales: la aparatología y los médicos necesarios. No hay médicos buenos sin buena aparatología. Pero la aparatología necesita buenos médicos y estos buenos médicos están trabajando. El problema es la queja natural…

-Pero no era menor, la última protesta eran muchos…

-Sí, porque se aumentó a determinadas guardias y ellos se molestaron. Pero se quejan algunos que ganan… el cabecilla de eso gana más de 6 mil pesos por mes (se para y va a buscar un listado de sueldos sobre la biblioteca baja que tiene detrás del escritorio; lo trae y busca al apellido).

-¿Cuánto…? Pero el resto no…

-Acá está: Recabarren, Iván… 8.712,16 pesos por mes. Diciembre.

-Pero él incluso aclara que no hace planteos por él sino por los demás…

-Bahhh… (mira de reojo). En el Hospital no hay ningún tipo de conflicto. Ponélo así. Son las diferencias habituales que hay y en el mundo del hospital es así

-No habrá un grupo que gana mucho, demasiado, y el resto nada.

-Mirá. Año 1992, y había conflicto. Escucho a una mujer decir “mi hijo está en el Hospital y gana tanta plata”. Miramos el listado y era puro cuento. Agarramos y publicamos en El Popular el listado de sueldos y nunca más hablaron. Hay médicos que trabajan dos horas por día y cobran por dos horas por día. Y hay médicos que cobran porque trabajan ocho horas por día y tienen algún premio, como es el caso de Recabarren.

-El otro caso: hacen casas, 400 a 450, pero inmediatamente surgen problemas, que son chicas o que faltan conexiones de servicios…

-Pero siempre hay… ¡Qué quejas! ¡Quién se quejó! Algún amigo de un periodista para salir en los diarios… Qué quejas

-Faltaba infraestructura, faltaban conexiones…

-No faltaba nada. Era totalmente falso. Lo que no tenía es lo que no estaba en los pliegos y lo sabían desde el principio. Tenían el nombre de la constructora, tenían dónde reclamar si surgían problemas que siempre surgen cuando una casa es nueva. Los trámites de gas y de luz que tenían que hacer.

-Bueno, pero las casas de la segunda tanda son más grandes. De hecho tenían razón…

-Ah, bueno, pero eso lo dispone el Gobierno nacional, no nosotros. Hablen del pavimento en las avenidas que estamos haciendo. Pongan énfasis en las cosas que significan progreso para la ciudad.

-Pongamos el foco ahí: también hay cuestionamentos. Aumenta la velocidad de circulación, más separadores, menos semáforos, más rotondas, menos giros a la izquierda…

-Sí, sí, sí… los que dicen eso son concejales para pueblos como Espigas, donde andarían bárbaro.

-Eseverri: en las avenidas andan como locos…

-El drama del ciudadano moderno urbano ¿cuál es?

-Las comunicaciones, todas…

-Moverse de un lado para otro. El drama del obrero de las metrópolis: cómo moverse de un lado para otro. Esta es una ciudad moderna y estamos actuando como una ciudad moderna.

Sin riesgo de la seguridad, al contrario.

Nunca han sido más seguras las avenidas de la ciudad que ahora, a partir de las rotondas.

Pero hay mentalidades que son para moverse en un pueblo como Espigas donde, ahí sí, andan despacio.

-Hablando de ciudad moderna. El otro día en el acto de Racing Ud. planteó que Olavarría va a ser una ciudad de 150 mil habitantes en 25 años. ¿Cómo vamos a hacer, si hace décadas que crecemos muy poco?

-Olavarría levantó 7 mil habitantes en el último censo, desde 1991 hasta ahora. Pero en los últimos 40 años Azul subió 16 mil habitantes, Tandil 39 mil habitantes y Olavarría 44 mil. Esta son las cosas que hay que mirar.

-Le molesta la comparación con Tandil…

-Porque la usan todos los adversarios. Pero aparte porque medimos con Azul y con Tandil.

Pero nadie ha reparado que Olavarría, que es más de cuarenta años más joven que Tandil, está casi igualándola en población. Según los censos, no lo que dice la gente.

-¿Por qué razón vamos a crecer tanto? Hay sectores que no creyeron en su pronóstico de crecimiento en habitantes…

-Bueno, porque tienen un pensamiento absolutamente limitado.

En Olavarría se dan todas las condiciones para este tipo de crecimiento. Porque el auge de la minería se va a sostener.

Y por el nacimiento de una enorme cantidad de actividades vinculadas al rol que tiene el centro de la Provincia, que se van a multiplicar con el enlace con la Ruta 3.

-¿Cuáles son esas actividades? ¿Industrias o servicios?

-Las industrias. La metalmecánica, la de montaje. Tienen un enorme desarrollo. Lo que se viene en el tema de cerealeras, lo que está viniendo en servicios industriales, con una gran variedad de empresas que prestan en Olavarría este tipo de servicios. De aquí y hacia fuera.

El desarrollo de la cerámica que sigue creciendo y buscando más gente.

La industria minera que sigue creciendo. Y vamos viendo la proyección del país, que más o menos es la que compaña, y el crecimiento intercensal que tenemos, en años de crisis, y que ahora suponemos que va a crecer notablemente.

-Ahora bien, supongamos que uno no es de Olavarría y le cuentan esto. Piensa “qué potencial, qué pujanza”

-Sí, sí… Lo dicen todos los que visitan Olavarría… (PUNTO CERO-ABC Hoy).

Anuncios