MEDIDAS PARA PREVENIR EL “HANTAVIRUS”

Posted on 9 enero, 2007

0


LA PLATA, Enero 10, (PUNTO CERO) La infección por hantavirus se caracteriza por presentarse como un síndrome gripal con fiebre, astenia, mialgias, cefalea, tos y vómitos, produciéndose en pocos días una dificultad respiratoria. Las personas en contacto con roedores que desarrollen una enfermedad febril o respiratoria dentro de los 45 días de la última exposición potencial deben solicitar inmediatamente atención médica e informar al médico asistente del riesgo posible de infección.

La prevención de la enfermedad se da a partir de prácticas de higiene ambiental, impidiendo la proliferación de roedores en el hogar y los ambientes de trabajo. Las principales medidas que se deben tener en cuenta para evitar contraer la enfermedad son:

Reducir la disponibilidad de las fuentes de comida y anidamiento usados por los roedores dentro de la casa.

Guardar la comida (incluida la de animales domésticos) y el agua, cubierta y almacenada en recipientes de metal o de plástico grueso con tapa firmemente ajustada, a prueba de roedores.

Colocar la basura de la casa en recipientes de metal o plástico grueso a prueba de roedores, con tapa firmemente ajustada.

Antes de limpiar o remover lugares posiblemente habitados por roedores, se debe rociar – humedecer- con lavandina al 10 por ciento, para inactivar cualquier virus que hubiera y luego limpiar por baldeado. Evitar el uso de escoba ya que se remueve el polvillo generando aerosoles, que resultan peligrosos.

Lavar los platos y utensilios de cocina, inmediatamente después de usarlos y limpie todo resto de comida que haya caído.

Usar tela metálica o cemento para sellar, cubrir o tapar todas las aberturas en el hogar que tengan un diámetro mayor o igual a 0,5 cm.

Colocar membrana metálica para techos, como una barrera a los roedores, alrededor de la base de viviendas de madera, barro o adobe hasta una altura de 30 cm. y entiérrela en el suelo a una profundidad de 15 cm.

Cuando sea posible, colocar las leñeras a 30 metros o más de la casa, y eleve la madera por lo menos a 30 cm. sobre la tierra.

Transportar lejos de las viviendas residuos, vehículos abandonados, neumáticos usados y otros artículos que sirvan como nidos a los roedores.

Mantener cortado el pasto, al igual que matas y arbustos densos, en un radio de 30 metros alrededor de la vivienda. (PUNTO CERO).