BUENOS AIRES. Reacción ante la falta de respuestas oficiales y de los concesionarios. Intendentes buscan municipalizar rutas y cobrar sus propios peajes

Posted on 15 enero, 2007

0


BUENOS AIRES, Enero 15, (PUNTO CERO-Diariohoy.net) Algunos jefes comunales, como el de Lobería, ya lo plantearon oficialmente. Otros, como los de Pinamar y Gesell, dicen que es una alternativa viable para tener en cuenta . En Tandil y Rivadavia piden arreglos. La movida se produce en plena salida de los concesionarios de las rutas 2 y 11

Varios intendentes bonaerenses ya recrean mecanismos para concretar con sus medios la reparación, el mantenimiento o la ampliación de las rutas que comunican a sus distritos. Lo hicieron cansados de aguardar las respuestas de la Provincia, que continúan demoradas. Eso no es todo: plantean la necesidad municipalizar los caminos y cobrar sus propios peajes.

El esquema genera polémicas porque en algunos casos supone la instalación de nuevas barreras. Y esto justo coincide con el anuncio de la Provincia de que rescindiría la concesión y volvería a licitar las rutas 2 y 11.

Desde Lobería, el intendente, Hugo Rodríguez, viene reclamando que le permitan crear una empresa municipal que se encargue de administrar 50 kilómetros de la ruta 227 (entre Necochea y Napaleofú) y 25 kilómetros de la ruta 55 (de Balcarce a Pieres).

El jefe comunal indicó a Hoy: “Colocando un peaje de $ 1 para autos y motos, $ 2,50 para camionetas y micros pequeños, y $ 3,5 para camiones y ómnibus, garantizaríamos el mantenimiento del camino y su mejoramiento”. Las tareas de badeo, sellado de fisuras, demarcación, banquinas, servicio de auxilio mecánico y emergencias, además de la cartelería, serían responsabilidad del municipio.

Rodríguez incluso ofrece pagar el seguro de responsabilidad civil para las rutas, que cuesta $ 50 mil.

El proyecto del jefe comunal de Lobería responde a la lógica de los distritos que no se resignan a presenciar de brazos cruzados cómo los caminos se deterioran inexorablemente. Y se da justo cuando la Provincia prepara la relicitación de las rutas 2 y 11, que van hacia la Costa Atlántica.
En ese esquema, no sería de extrañar que los propios municipios terminaran animándose a administrar las autovías, realizando obras que para los concesionarios (Coviares y Caminos del Atlántico, por ejemplo) resultan demasiado onerosas. En el caso de la 11, la Provincia exige la construcción de una doble vía desde Conesa a San Clemente. Pero, además, los intendentes de Pinamar y Villa Gesell, Blas Altieri y Luis Baldo, le dijeron a Hoy: “Necesitamos la obra de los 60 kilómetros de la ruta 56 entre Madariaga y Conesa”.
Altieri dijo estar evaluando “que los municipios pidan hacerse cargo de las obras en las rutas” y razonó: “Juntándonos varias intendencias, sería todo más factible”. Como contrapartida, las comunas pedirán administrar los peajes. De allí saldrán los recursos para mantener los caminos y hacer las obras estructurales necesarias. A su turno, Baldo coincidió en que una administración municipal de las rutas podría resultar exitosa. Varios intendentes incluso se muestran dispuestos a aceptar un aumento de los peajes, siempre y cuando la nueva tarifa no afecte a los lugareños.

 

Pedidos

El esquema de la municipalización de las rutas toma fuerza en la Provincia. En el caso de municipios como Tandil, el reclamo para que se mejoren las rutas 30 (que comunica a la 3 con la ciudad serrana pasando por Rauch), la 29 y la 74 (ambas pueden tomarse para acceder desde La Plata) es de vieja data y continúa vigente.

Otro ejemplo es lo que le sucede a Rivadavia con la ruta 70. El intendente Sergio Buil se quejó porque el accionar de la Provincia para repararla “ha sido mínimo, por lo que terminamos actuando con nuestras máquinas”.

El traspaso de rutas a la esfera municipal no parece lejano ni inviable. Para ello falta la decisión política de la Provincia. (PUNTO CERO-Diariohoy.net).

Anuncios