LOMAS DE ZAMORA. Para la concejal kirchnerista María Victoria Lorences la gestión del intendente, Jorge Rossi, fue “pobre” y “autista”.

Posted on 15 enero, 2007

0


LOMAS DE ZAMORA, Enero 15, (PUNTO CERO-Inforegión) Para la concejal kirchnerista María Victoria Lorences la gestión del intendente, Jorge Rossi, fue “pobre” y “autista” porque no pudo canalizar el reclamo de los vecinos y de la oposición, e indicó que en materia de obras públicas el Ejecutivo “todavía tiene temas pendientes”.

“El balance que se puede hacer es negativo. El Municipio no escuchó a los vecinos ni los reclamos que presentamos en el Concejo Deliberante”, aseguró al tiempo que remarcó: “Su manejo estuvo completamente alejado de cualquier diálogo con la oposición.”

La edil remarcó también que el municipio no estuvo en condiciones de poder realizar inversiones en el área de Obras Públicas. “Todos los fondos para llevar a cabo los proyectos del año pasado y los que están previstos para este año provienen de la Nación y de la Provincia”, indicó.

“A la falta de obras se le suman los problemas de la basura. Fueron muchos días en los que el servicio de recolección no funcionó y nos llegaron varias denuncias de basureros clandestinos”, explicó para enfatizar la falta de limpieza en la ciudad y agregó que ese fue “otro de los problemas centrales de la gestión”.

Expresó en cambio su conformidad con el desempeño de su bloque en el Concejo Deliberante. “Nosotros sí pudimos canalizar el pedido de las personas y sobre la base de eso llevamos personalmente sus problemas al recinto”, explicó.

Destacó como “fundamental” el papel de la Legislatura para “conseguir el aporte económico del Ejecutivo nacional” destinados a plan de inversiones en obras. “Pese a las diferencias entre los partidos buscamos el apoyo de los demás bloques y con eso pudimos lograr que el presidente Néstor Kirchner nos envíe considerables sumas de los fondos federales que fueron utilizados en mejorar los problemas hídricos del distrito”, precisó.

La edil estimó como muy productivo” su primer año como edil en el Concejo Deliberante. “Personalmente me comprometí en solucionar los problemas en el servicio de agua corriente que los vecinos venían arrastrando hace tiempo. En Temperley y Llavallol logramos corregir esto”, remarcó.

Declinó después aludir a los posibles candidatos a Intendente Municipal que podrían surgir de las filas del Frente para la Victoria, aunque vaticinó que el próximo jefe comunal saldrá de esa corriente. “No hay nombres todavía. Será el Presidente quien lo elija. Pero cualquiera que surja está capacitado para ese puesto porque venimos trabajando desde hace mucho”, aseguró por último Lorences. (PUNTO CERO-Inforegión).

Anuncios