Sorpresa en La Haya

Posted on 24 enero, 2007

0


BUENOS AIRES, Enero 24, (PUNTO CERO-asteriscos.tv) En contra de casi todos los pronósticos, el tribunal internacional se declaró incompetente y no aceptó ninguna de las tres solicitudes de medidas cautelares de Montevideo para que se frenen los bloqueos en Entre Ríos.
Fue por 14 votos a 1 y el único a favor de la intervención del tribunal fue el del juez ad hoc uruguayo.
Los asambleístas de Gualeguaychú reaccionaron con festejos.
La Corte Internacional de La Haya no hizo lugar finalmente a los reclamos de Uruguay por los cortes de ruta en Entre Ríos, en el marco del conflicto por la instalación de la papelera de Botnia en Fray Bentos.
"Por catorce votos a favor y uno en contra, la CIJ decidió que las circunstancias, tal y como se presentan actualmente, no son de naturaleza a exigir el ejercicio de su poder de indicar medidas cautelares", declaró la presidenta de la CIJ, la británica Rosalyn Higgins ante los representantes de los dos países.
La presidenta del tribunal estimó que la CIJ no está convencida del riesgo inminente ni de los daños irreparables provocados por estos bloqueos de puentes tal y como había argumentado Uruguay, pero instó a Argentina a abstenerse de tomar medidas que puedan "agravar" el problema de fondo y obstaculizar la "buena administración de la justicia".
A fines de noviembre, Montevideo había presentado ante la CIJ una demanda contra Argentina para conseguir que el tribunal ordenara el fin de estos bloqueos que según Montevideo, "agravan" el conflicto que les enfrenta en La Haya y causan importantes daños económicos a Uruguay.
Además, la jueza recordó a Argentina que con estos bloqueos pretende "vetar la construcción de la papelera de la empresa finlandesa Botnia" cuando el CIJ el pasado julio se negó a hacerlo.
El gobierno argentino recurrió a la CIJ el año pasado para que reconozca que su vecino violó el tratado común del Río Uruguay de 1975 al autorizar la construcción de papeleras en Fray Bentos (300 km al noroeste de Montevideo).
En julio de 2006, el tribunal de La Haya no autorizó la suspensión de la construcción de dos papeleras, tal y como había requerido Argentina, cuyas obras seguirán adelante mientras continúa la batalla judicial ante la CIJ.
En este momento, sólo la empresa finlandesa Botnia sigue adelante con su intención de construir una planta en Fray Bentos, ya que la española Ence decidió trasladar su plan a Punta Pereyra, 220 km al oeste de Montevideo, sobre el río de la Plata.
El único voto a favor de la intervención de la Corte sobre los piquetes que actualmente se dan en forma ininterrumpida en Gualeguaychú y por lapsos de seis o siete horas diarias en Colón fue el del juez ad hoc puesto por Uruguay, Santiago Torres Bernárdez.

Así, se repitió en sentido contrario el resultado que se había planteado en el anterior pedido de medidas cautelares que presentó el caso, en julio del año pasado, cuando la Argentina reclamó la suspensión de las obras de las pasteras (en ese momento todavía la uruguaya ENCE planeaba instalarse en Fray Bentos.
En el fallo leído por la presidenta de la Corte el tribunal estipuló que los cortes de ruta no causan "daños irreparables" al Uruguay, como había dicho la delegación enviada por el gobierno de Tabaré Vázquez.
Por ese motivo, la Corte sostuvo que "no hay urgencia para las medidas que solicita Uruguay". Se sabía por antecedentes que el tribunal era renuente a conceder medidas cautelares.
En Gualeguaychú, la lectura del fallo fue seguida por atención por cerca de un centenar de asambleístas que mantienen el bloqueo indefinido de la ruta 136 y se quedaron en vigilia a la vera de la ruta durante toda la madrugada. Cuando quedó claro que los magistrados no iban a aceptar los reclamos uruguayos, hubo aplausos y algunos gritos, aunque con mesura.
Sucede que el fallo de hoy no resuelve la cuestión de fondo, que tendrá todavía dos años de rodaje en la Corte Internacional.
(PUNTO CERO-asteriscos.tv).