PARTIDO DE LA COSTA. Transporte: ¿Servicio o Negociado?

Posted on 25 enero, 2007

0


PARTIDO DE LA COSTA, Enero 25, (PUNTO CERO-Diario Pionero) ¡Qué bueno y saludable es ponerse, a veces, en los zapatos del otro! Para tener la posibilidad de ver la vida desde otro ángulo; a partir de una nueva perspectiva, para dar lugar a la apertura de criterios y poder vislumbrar otros horizontes ¿No?

En este caso se trata de interiorizarse en este asunto particular e inherente a las personas que no tienen un vehículo propio para desplazarse a fin de cumplir con sus obligaciones laborales o necesidades básicas personales.

Es así como surge un interrogante que nos ubica ante una de las problemáticas comunitarias del momento.

¿Cómo se puede aceptar que el precio de un boleto de colectivo  fluctúe entre el tiempo de invierno y el de verano? ¿Si el gasto que demanda la prestación es exactamente el mismo?

Pongámonos en contacto con un ejemplo extractado de la realidad:

Un viaje desde Santa Teresita a San Bernardo en invierno tiene un valor de $ 3.20.- y en verano de $ 5.-

¿Cómo se justifica el alza en el costo en la temporada alta, siendo que durante ese período es mayor la cantidad de usuarios?

¿Cuál es la razón que el servicio ante mayor demanda, continúe con la frecuencia de una hora entre coche y coche?

Que si bien lo hacen con puntualidad, no satisfacen las necesidades del público usuario

Recordemos que hay gente que trabaja en otras localidades, con horarios diferentes y súper obligatorias y que no existe  reglamentación ni servicio de pases para el residente que contemple esta necesidad social; para asistirlo en la temporada alta, que al fin y al cabo es él, el pasajero permanente.

¿Cómo se explica que las empresas de transporte de larga distancia puedan ofrecer el mismo servicio y recorrido en menor tiempo y costo con tres transportes disponibles durante el día? Y como si fuera poco con un boleto de tan sólo un valor del 40% del que demanda la línea de colectivos locales?

Convengamos que esta situación atenta contra el turismo y en lugar de fomentarlo, lo colapsa.
Tomemos las circunstancias reales de una familia tipo ( 4 personas) que debe trasladarse desde el centro de Santa Teresita al centro de San Bernardo para lo cual debe tomar 3 colectivos.

A saber: el local hasta el arco; de ahí el Interurbano que se dirige a Mar de Ajó con servicio sólo por ruta y luego desde la Plaza de San Bernardo, el local que lo acerque al centro de la localidad, con un costo total de $ 8.- por cabeza.

Para ese grupo familiar, le insume $ 32 el viaje de ida y otros $ 32.- el de vuelta.
Si las matemáticas siguen firmes, tenemos un total de $ 64.-, tan solo por el traslado de una localidad a otra, cuya distancia que las separan es de 19 km.

Pudiéndose desplazar con mas ventajas; el turista tendría acceso a conocer mas localidades de nuestro Partido, para enriquecer sus vacaciones y dar lugar al desarrollo del turismo local
De todo esto se deduce que se están aprovechando del residente que le pone el hombro al rigor del invierno y del turista que eligió nuestro terruño para gratificarse en un período tan corto, que es el de «sus vacaciones anuales»

Otro detalle para tener en cuenta:

El Hospital de cabecera del Partido de la Costa, es el de Mar de Ajó, y, que en cierto casos puntuales es urgente y obligado llegarse hasta él por razones obvias de salud y para lo cual hay que disponer, además de la paciencia, de $ 6.- para los viáticos, como base.

¡Al grano! ¡El aumento en el costo del boleto es desproporcionado y abusivo!

Otro caso puesto en evidencia, es en el servicio de remises y taxis de la Terminal de Ómnibus y que nos denigra como zona de turismo,  es el valor de $ 7.- el viaje, por un traslado de diez cuadras.

Además de que todos los teléfonos ubicados en el radio de la zona han sido saqueados a fin de imposibilitar la comunicación con las otras empresas que prestan el mismo servicio (¿Qué tal eso de: «Vivir y dejar vivir»?)

Con todas éstas actitudes, que dejan mucho que desear para una ciudad balnearia y veraniega, estamos cometiendo errores, que a la larga, como siempre sucede, pagaremos con creces, pero bien lo dice el refrán:

«A lo hecho, pecho»

Federico Nicolás Corominas. DNI Nº 29.040.324 (PUNTO CERO-Diario Pionero).

Anuncios
Posted in: Opinión