TEMEN CHOQUE DE SARGHINI Y NARVAEZ

Posted on 25 enero, 2007

0


BUENOS AIRES, Enero 25, (PUNTO CERO-Política OnLine) Aunque en su entorno siguen sin confirmarlo, hay una creciente preocupación en el círculo más cerrado del empresario Francisco de Narváez por el posible lanzamiento como candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires de su par, el diputado Jorge Sarghini, mano derecha del ex ministro Roberto Lavagna.

Ambos diputados integran el grupo El General, que desde un peronismo crítico del kirchnerismo respalda desde sus inicios la candidatura de Lavagna. Sarghini siempre tuvo una excelente relación con el ex ministro, con quien compartió períodos de gestión cuando se desempeñaba como presidente del Banco Provincia, durante la presidencia de Eduardo Duhalde y parte del mandato de Néstor Kirchner. Ambos además, mantienen una buena relación con el ex presidente.

Narváez fue el único diputado del grupo que anticipó una candidatura personal, pese a que los voceros de Sarghini repiten con insistencia que la prioridad es trabajar por la candidatura presidencial del ex ministro y que las posibles candidaturas por la Ciudad de Buenos Aires o por la provincia vendrán con el tiempo.

Más allá de esto, las últimas semanas volvió a crecer con insistencia la posibilidad de que el diputado Sarghini dispute la gobernación bonaerense. Para esta misión, contaría con el aval del propio Lavagna. “Alberto Coto y Jorge Sarghini son los dos hombres de mayor confianza de Roberto”, explican desde este espacio.

En el entorno de Sarghini sin embargo se apegan al libreto de siempre: “No hay nada sobre una candidatura, aca se esta trabajando por Lavagna”, insisten.

Mientras que ajeno a estos rumores, De Narváez profundiza su trabajo político de la mano del ex intendente de San Martín Carlos Brown –que goza de un proselitismo cinco estrellas con coche y avión privado incluido-. Incluso, se pueden observar importantes gigantografías en la Ciudad de Buenos Aires y los accesos a la Panamericana, con el rostro del empresario. Misma estrategia que se puede observar en el estadio de Mar del Plata en los partidos del verano.

Así las cosas, De Narváez esta decidido a pelear por la provincia, aún sin haber recibido por parte del núcleo duro del grupo El General un respaldo explicito a su candidatura. Más aún, el temor que hoy corre entre sus más cercanos es que toda esta campaña sufra un traspié si el propio Sarghini decide lanzarse a competir por el mismo distrito.

“Los dos no van a ir, se definirá por consenso o por internas. Pero Jorge todavía no dijo nada y nosotros estamos lanzados hace tiempo y con decisión”, habían expresado tiempo atrás a este medio voceros del diputado De Narváez.

No obstante, en el círculo más cercano a Lavagna y ante la falta de un acuerdo con el diputado Mauricio Macri, se empieza a especular con la necesidad de tener dos candidatos importantes y propios para disputar la provincia de Buenos Aires y la Ciudad. (PUNTO CERO-Política OnLine).