FLORENCIO VARELA. EL “CAMPEÓN” VOLVIÓ A LA CÁRCEL A VISITAR A SUS EX COMPAÑEROS DETENIDOS

Posted on 31 enero, 2007

0


FLORENCIO VARELA, Enero 31, (PUNTO CERO) El boxeador Héctor Sotello, quien el pasado sábado ganó una pelea decisiva en su carrera deportiva, en el Centro Comunal de Ciudad Pueblo Chico de Tortuguitas, visitó hoy la Unidad Penal 23, de Florencio Varela, donde él mismo cumplió una condena. La pelea del sábado fue ante Héctor "Tiburón" Avila, campeón argentino del peso crucero, aunque no estuvo en juego la corona, quien era el favorito para quedarse con el combate, y cerca estuvo de quedarse con él, de no ser por la tremenda reacción que mostró Sotello en el séptimo y octavo round, azotando a su rival y forzando que la esquina de Ávila tiré la toalla para parar la paliza. Cabe destacar que esta fue la primera pelea profesional desde que quedò en libertad. Sotello, de 32 años, estuvo privado de la libertad en la Unidad 23 de Florencio Varela. Allí llegó luego de haber sido campeón argentino y pasar por un mal momento personal: "En la última etapa, peleaba por pelear. Yo estaba mal, ni me entrenaba. Pero todo tenía que ver con mi vida personal… En ese tiempo no sabía qué quería hacer con mi vida". Héctor Sotello comenzó a salir del pozo anímico cuando se encontró en la cárcel con Marcelo Guerrero, un Guardia del SPB también boxeador. Éste, con la ayuda de las autoridades del penal, fue quien lo motivó para que vuelva a entrenarse. Pero el cambio no fue estrictamente ligado al deporte, ya que también retomó los estudios y logró ser el abanderado y comenzó a trabajar en la escuela que funciona en el interior de la unidad. Con la inestimable ayuda de Guerrero y de Guillermo Pujol, profesor de educación física de la U23, Sotello logró ponerse en forma, y en un hecho inédito, obtuvo permisos para salir de la Unidad a pelear en dos ocasiones. Por aquellos días, el entonces director del penal, Rodolfo Petroli explicaba que "la idea es ayudarlo a que se reintegre socialmente desde el ámbito de donde proviene, que es el deporte". Ahora que Sotello recuperó la libertad se esfuerza cada día por alejar fantasmas del pasado, pero esto no significa que olvide sus días de encierro: varias veces visitó la Unidad desde que recuperó la libertad, en algunas oportunidades para entrenarse con quienes fueron sus sparrings durante el encierro. Guillermo Pujol, el profesor de Educación Física de la Unidad 23, se entusiasmó y ahora es el preparador físico de Sotelo (PUNTO CERO).

Anuncios