LA NACION SE MUDA Y BUSCA OFICINAS

Posted on 2 febrero, 2007

0


BUENOS AIRES, Febrero 02, (PUNTO CERO-La Política OnLine) El tradicional matutino La Nación, esta buscando nuevas oficinas para su edición impresa y On Line, y el resto de revistas que conforman el importante grupo periodístico.

Luego de muchos años en las elegantes oficinas de Bouchard 557, en pleno barrio de Retiro, el diario deberá mudarse del edificio que ocupan hace más de diez años, que recientemente fue transformado en una imponente torre, adquirida por Irsa.

En principio, se esta estudiando una mudanza hacia una amplia sede en Vicente López, o en un área cercana a los talleres donde se imprime el diario, en el barrio de Barracas, donde ya se realizan numerosas actividades administrativas del diario.

Actualmente, La nación ocupa casi la mitad de la flamamante torre, que comparten con la poderosa empresa siderurgica Techint, que aportó fondos para su construcción. Posiblemente, la siderúrgica expanda sus oficinas y ocupe el lugar que dejará vació La Nación en los próximos meses.

La mudanza debe prever un edificio de enorme capacidad. Actualmente, trabajan en las diferentes áreas de la compañía alrededor de mil personas.

En el origen el edificio fue diseñado hace casi medio siglo por el Estudio Sepra (Sánchez Elía-Peralta Ramos-Agostini), pero luego sobre esa estructura se contruyó la imponente torre Bouchard Plaza, con terrazas y plazas secas, así como juegos de agua en el ingreso.

Para ello se integró el Fideicomiso Financiero Edificio La Nación y se encomendó el diseño conceptual a la firma HOK (Helmuth-Obata-Kassabaum) International Ltd. St Louis, USA, y el desarrollo de proyecto de arquitectura y supervisión de obra al Estudio Aisenson de la Argentina.

Hace dos semanas, IRSA informó que presentó una oferta ante el Banco Río para quedarse con el inmueble, que ya fue aceptada por el comité ejecutivo del fideicomiso dueño del Bouchard Plaza.

En el comunicado, IRSA además señaló que el último paso para cerrar la operación es la aprobación por parte de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

Fuentes cercanas a la transacción destacaron que el propósito de los compradores es continuar operando la torre como un edificio de renta de oficinas.Además, agregaron que la lucha por obtener el edificio fue dura y que Irsa le ganó la pulseada al fondo de inversión Pegasus, que había ofertado 74 millones de dólares. (PUNTO CERO-La Política OnLine).